Primera parte

Gracias a la consultación del fondo “Actas notariales” del Archivo de Estado de Cagliari se puede obtener una gran cuantía de informaciones útiles e imprescindibles a la hora de delinear los aspectos jurídicos y sociales de una particular forma de contratación, apta a reglamentar las formas de aprendizaje.

La consultación resulta de importancia fundamental ya que es particularmente abundante la documentación relativa a niños de ambos sexos y diferentes edades. Por lo tanto no es difícil encontrar las copias originales de las chartas, o encartements, o sea los contratos de aprendizaje que los artesanos, y también algunas otras figuras profesionales, utilizaban para aceptar en sus talleres críos y jóvenes de manera que éstos pudieran hacerse con una profesión.

En estos contratos se registraban los principales datos personales pertenecientes a las partes implicadas: el dueño por un lado y por el otro el padrino del niño, representado por un pariente cercano o por el Padre de huerfanos, o Pare de orfans. En el primer caso, él de los parientes cercanos, solía tratarse de los padres naturales de los niños, aunque en la documentación analizada se ha encontrado el caso de una madre y sus dos hijos.

El Padre de huerfanos, por otro lado, era una figura que entraba en juego en el caso de niños que habían quedado sin familia. Cómo se verá en la continuación del cuento, a veces los pequeños sinfamilia podían prescindir de esta condición. 

Rosa Gatti
Marco Schirru