Stampace

El barrio de Stampace, vista desde la calle de del Cammino Nuovo (foto: Francesca Vacca)

La Plaza Yenne, uno de los lugares para quedar de más frecuentados de Cagliari, en el límite entre los barrios de Stampace y de la Marina
Barrio de Stampace: el Ospedale Civile San Giovanni di Dio visto desde arriba
Barrios históricos de Cagliari: Stampace (foto: Francesca Vacca)

El barrio de Stampace es probablemente el más antiguo de los cuatros barrios históricos de Cagliari, tradicionalmente poblado por pequeños comerciantes y artesanos: los primeros testimonios de asentamientos estables en el área remontan a más o menos hace doce siglos.

También las orígenes de su nombre se pierden en el tiempo y siguen generando controversias. Para algunos el nombre Stampace procedería dal grito emitido por los verdugos aragonenses al tirar al vacío, desde el bastión de Santa Croce, los sardos descubiertos al interior de las murallas de Castello después del toque de queda (“sta in pace!” o sea  "queda en paz!"). Para otros, la misma expresión habría sido dirigida a los stampacini (los habitantes de Stampace), conocidos por su actitud cabezuda, y por lo tanto moteados como “cuccuru cottu” (cabeza dura). Otra teoría pone en relación el nombre de Stampace con la palabra “stampu” ("agujero", en el dialecto  campidanese del sardo), ya que en el área se encuentran muchas grutas y cavidades subterráneas.

El barrio de Stampace se halla a Oeste de Castello y está delimitado por el Largo Carlo Felice, las calles Santa  Margherita y Ospedale, la avenida Buoncammino, la avenida Merello, el Corso Vittorio Emanuele y la avenida Trieste; la calle Azuni separa idealmente la parte alta del barrio, con sus callejones estrechos y las callejuelas empinadas que se abren camino entre viejas casas, de la parte baja, caracterizada por calles vivarachas llenas de tiendas y locales junto a elegantes zonas residenciales.

El barrio de Stampace tiene su centro pulsante en la parte alta, que con su tranquilidad tan poco contemporánea constituye, como la parte vieja del barrio de Villanova, casi un pueblo en el medio de la ciudad. Entre las muchas iglesias que se hallan en el barrio de Stampace destaca la pequeña iglesia de Sant'Efisio, mártir y patrón de la isla de Sardegna, hacia quién los habitantes de Cagliari dirigen desde siempre su devoción, ya que al mártir se atribuye la liberación de la pestilencia del siglo XVII. El santo patrón se celebra desde el 1656 el primero de mayo, con la fiesta de Sant'Efisio, en la que todos los pueblos más importantes de la isla se ven implicados. Luciendo los maravillosos trajes tradicionales, cada pueblo se distingue por juegos de colores y accesorios diferentes, los devotos desfilan, con carros arrastrados por parejas de bueyes, acompañando el Santo desde si iglesia hasta Nora, localidad en las afueras de Cagliari donde ocurrió su martirio en el 303.

Merece una visita también la iglesia barroca de San Michele, donde se halla, al exterior, el Púlpito de Carlos V, donación que el gran emperador hizo a la ciudad en una de las visitas realizadas durante su reinado.A lado de la iglesia, englobada entre las viviendas, es visible la Torre de San Michele, único elemento supérstite de la ceñidura de murallas que protegía el barrio en la época de la dominación pisana.

En el barrio abundan los ejemplos de arquitectura religiosa: la iglesia  parroquial de Santa Anna con su escalinata monumental, la iglesia de San Pietro dei Pescatori (del siglo XIII) en estilo románico-gótico, el convento y la iglesia de los frailes capuchinos donde se veneran los vestigios de Sant'Ignazio de Laconi y del beato Nicola de Gesturi. 

Se hallan, además, diferentes sitios arqueológicos como el Anfiteatro Romano (que constituye también, después de su adaptación, un sugerente escenario para numerosos conciertos y espectáculos), la villa de Tigellio (uno de los escasos ejemplos supérstites de edilicia privada de la antigua Karales romana), los hipogeos en las proximidades de las iglesias de Santa Restituta y de Sant'Efisio y la gran cisterna romana presente en el "huerto de los capuchinos".

De notable interés también las arquitecturas civiles, donde destaca (y no sólo en sentido metafórico, ya que se encuentra en la calle del Ospedale) el imponente y armonioso edificio neoclásico del Ospedale Civile San Giovanni di Dio, cuyo proyecto fue realizado por el arquitecto cagliaritano Gaetano Cima. Por otro lado, en la parte baja, encontramos el Palazzo Comunale di Cagliari en estilo neogótico: a su interior se guardan obras de importantes artistas sardos y, en sus sótanos se constituyó un importante archivo histórico expositivo.

El barrio cuenta también con el instituto escolar Satta, el más antiguo entre los que aún funcionan en la ciudad de Cagliari. Finalmente, otra visita imprescindible es el oasis verde del Huerto Botánico que acoge, además de 2000 especies botánicas que incluyen ejemplares ultra centenarios e infrecuentes autóctonos y exóticos, interesantes testimonios del periodo prerromano.

El barrio de Stampace ofrece tanto en cultura cuanto en ocio y tiendas: en particular en la zona alrededor del Corso Vittorio Emanuele abundan los restaurantes entre los cuales se encuentran algunos entre los más reconocidos: se puede elegir entre cocina tradicional de Sardegna, cocina internacional, cocina étnica). En el número de las tiendas caben librerías elegantes, tiendas de moda y comercios donde los turista pueden encontrar los productos tradicionales, tanto alimentos cuanto artesanía. Además de los locales nocturnos, cafeterías, heladerías, pub y cervecerías, se puede disfrutar también de dos salas de "cine arte". La plaza Yenne, al linde entre los barrios de la Marina y él de Stampace, sigue cómo uno entre los lugares de quedadas favorido tanto para los habitantes de Cagliari que para los turistas.

Vista del barrio de Stampace; en el fondo, el puerto de Cagliari (foto: Francesca Vacca)